Desarrolla tu imaginación perceptiva




La imaginación juega un papel importantísimo en nuestro desarrollo personal. Aunque son cosas que no nos enseñan en la escuela nos pueden ser de mucha utilidad en la vida.


No cabe duda de que la facultad más importante de la inteligencia humana es la

imaginación. La inteligencia se mide como la capacidad que tiene una persona

para resolver problemas por medio de la imaginación creativa, que es la que

nos permite encontrar diversas soluciones. Al mismo tiempo ésta es también

la facultad que marca el progreso de la humanidad. O ¿podrías describir algún

objeto que haya sido diseñado por el hombre y que no haya sido previamente

imaginado? Absolutamente todo lo que hemos construido, todo el progreso de

la humanidad se ha basado antes que nada en la imaginación creativa.


Por eso me gustaría preguntarte: ¿cuántos años has estudiado para entrenar

y desarrollar tu imaginación? ¿Cuántas materias y carreras de desarrollo de la

imaginación conoces en escuelas o universidades?


Resulta irónico pretender formar buenos profesionistas sin adiestrar la imaginación.

Es sorprendente que en carreras universitarias que requieren ser sumamente

creativos, como arquitectura, no les enseñen a imaginar, siendo que esto

es la fuente de la creatividad misma.

Siendo instructor por más de veinte años del Método Silva de Control Mental me pude percatar con gran claridad que al pedirle a la gente que imaginara distintos objetos o colores con sus ojos cerrados, la gran mayoría no lograba hacerlo. Y don José Silva, creador del método, aseguraba que el problema venía al tratar de imaginar viendo con los ojos, porque el cerebro capta la última imagen que quedó grabada en la retina, creando una gran dificultad para imaginar las cosas. Imaginar no se trata de ver, sino de crear o percibir imágenes a través

de la imaginación, no del ojo. Parte de su técnica promovía el uso de una pantalla mental imaginaria arriba y adelante de la frente para hacer que la persona dejara de intentar ver con los

ojos y lograra visualizar -no ver- a través de su imaginación.


Existen muchas técnicas para desarrollarla pero desgraciadamente no se enseñan en las escuelas, lo que debería ser obligatorio. Es recomendable que tú acudas a cursos como el de Control Mental o Dinámica Mental.

Independientemente de esto, cabe mencionar que la información acerca de nuestra imaginación perceptiva aún es limitada, pero es fundamental para nuestro éxito personal integral, no sólo profesional, ya que en realidad la imaginación no es una sola, sino dos: la creativa y la perceptiva.


Imaginación creativa


Nos ayuda a crear todo tipo de cosas: diseñar obras de arte, arquitectónicas o literarias, a concebir negocios, etcétera, pero lo más importante es que nos ayuda a crear distintas soluciones para resolver problemas.

Es la capacidad de la mente para imaginar escenas, objetos o eventos que no

existen para crear nuevos escenarios posibles.


Imaginación perceptiva


Mejor conocida como intuición. Nos permite percibir gran cantidad de información

a través de nuestros sentidos internos así como las diferentes energías. “Lo

esencial es invisible para nuestros ojos, sólo se percibe con el corazón”, decía

El Principito de Saint-Exupéry. Gracias a ella es que una madre puede percibir a

simple vista si los amigos de su hijo le convienen o no. También es gracias a ella

que las grandes culturas, como la maya, tuvieron un conocimiento tan elevado

del universo, así como del manejo del tiempo.





Podemos también hablar de la telepatía y otras facultades más conocidas como

paranormales, como la telequinesis o lectura de textos con ojos cerrados.


Otra de sus funciones, de las más importantes, es el control del sistema inmunológico, prometiendo curar casi todas las enfermedades. Vale la pena leer el libro Recuperando la salud (Getting Well Again) del doctor Carl Simonton; además de su investigación científica donde expone testimonios serios de la cura del cáncer a través de la sanación de las emociones negativas (resentimiento, rencor, culpa, miedos, etcétera), existentes en la mayoría de los enfermos de cáncer como él.




34 vistas
Derechos reservados ©2019, Michel Domit Gemayel | Aviso de Privacidad
Suscríbete al newsletter