El miedo al conflicto nos trae más conflictos.




¿Realmente aprendes del conflicto y haces que te una más? ¿O permites que este te aleje y te quedas resentido? Para los que estamos convencidos de que cada situación que llega a nuestra vida es para aprender lo que necesitamos aprender, ante cada conflicto nos preguntamos para qué y por qué llegó. Ya sea en relaciones de trabajo, amistad, familia, pareja, etcétera, ante cada conflicto lo ideal es hacer un análisis profundo para clarificar junto con la otra persona, de ser posible, qué es aquello que considero que tengo que aprender yo, y escuchar (si el otro accede) su retroalimentación para mi aprendizaje y viceversa. Las personas con miedo a enfrentar cualquier confrontación se autolimitan enormemente: no se ayudan y tampoco se dejan ayudar. Tan sólo encarando el conflicto y tomando al toro por los cuernos es como podremos avanzar en nuestras relaciones, y así erradicar los malentendidos, resentimientos, rencor o culpa.


El miedo es un gran obstáculo y nos impide progresar en la vida. Las personas que tienen miedo a enfrentar las contrariedades se quedan estancados socialmente, en su trabajo y, a veces, en sus relaciones personales. Obtienen una desventaja enorme sobre los demás. ¿Enfrentas los conflictos sin miedo?


¿Eres capaz de reclamar de frente o lo postergas?

Como dice el dicho, “el miedo atrae aquello que temes”. Y es cierto, aquellos que tienen miedo a enfrentar un conflicto acaban por evadirlo, quedándose ellos mismos en conflicto. En las relaciones, muchas parejas tienen problemas muy profundos precisamente por la falta de comunicación, y es que cuando uno no expresa con claridad lo que le molesta, muchas veces el otro ni se entera. Si nos atrevemos a pedir una aclaración, le estamos dando al otro la oportunidad de reflexionar sobre lo que hizo mal o de explicarnos si en realidad fue un malentendido, acabando de esa manera con el conflicto más eficientemente. Es muy injusto cuando ni siquiera reclamamos y la otra persona no se da cuenta de que nos defraudó. Probablemente acabemos con una amistad por no saber hacerlo. Callamos por temor a defraudar a la familia o a los seres queridos, por no querer molestarlos o simplemente por miedo al qué dirán. ¿Eres uno de ellos? ¿Callas por temor a defraudar?


Las parejas nunca se conocen como en realidad son, cada uno trata de ocultar ciertos aspectos de su personalidad al otro para evitar así posibles discusiones, y se termina por conocer sólo una parte de la pareja o familia. A veces nos conocen más nuestros amigos íntimos que nuestra pareja o nuestra propia familia.


¿Qué tanto tus seres queridos conocen cómo eres realmente? ¿Conocen sólo la mejor parte de ti?


¿Conocen tu parte oscura? ¿Sientes que conoces en verdad a tu pareja o a la gente que amas?


Es fundamental que te conozcan como eres realmente. Habla con la verdad total y defiende tus derechos.



M E D I T A C I O N E S P A R A R E N Ä S E R

Accede a las meditaciones en el siguiente link:

https://www.renaser.mx/meditaciones-para-renaser?fbclid=IwAR2FwS13Qdjdt-dgOx0MCbeRwqw3_fo9yJtLX9TCeWs51x2Zn9nnBEk-6Jw



Acceso gratuito a la metodología

Debido al éxito de los seminarios impartidos por Michel Domit y las solicitudes de la comunidad, ahora podrás tener acceso a la metodología en línea, con un valor real de $1297usd, sin costo para ti.

Queremos invitarte a vivir la experiencia y ayudarnos a perfeccionarla, por lo que te ofrecemos la oportunidad de experimentarla, pidiéndote tan solo tu retroalimentación sincera.

Esta metodología está basada en el Libro Ser, Hacer y Tener, por lo que se recomienda tenerlo a la mano mientras vives la experiencia.


Accede a la metodología en el siguiente link:

https://www.renaser.mx/metodolog%C3%ADa





64 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo