Perdónate y deja las culpas


Las emociones negativas producen enfermedades; se dice que el noventa y

nueve por ciento de las enfermedades son de origen psicosomático. Todas estas

emociones negativas enferman tu cuerpo, pero también tu mente y tu alma.

Es importante lograr vivir sin emociones ni pensamientos negativos, para vivir plenamente y con alma libre.


Hoy estás a tiempo para perdonarte a ti misma, a ti mismo, por todas aquellas

cosas que no hiciste como deberías. Entendiendo que eres un ser humano; y

tal vez tengas responsabilidad -como diría la palabra en inglés response ability-,

a veces no tenemos esta habilidad para responder-, pero esto no implica que

nos sintamos culpables de por vida, porque la culpa es uno de los peores sentimientos,

y llevarla a cuestas puede enfermarte; por eso es importante saber

perdonar nuestros errores.


¿De qué te sirve cargar el rencor o el odio hacia una persona que te dañó? ¿Quién sufre? ¿Él o tú?

En realidad sólo nos lastimamos a nosotros mismos cuando sentimos rencor, resentimiento, coraje u odio.

Te invito a reflexionar a cuánta gente le has dejado de ofrecer disculpas por las cosas que has hecho quizás sin querer o a veces queriendo. Haz una lista y comienza por sanar las relaciones que tienes pendiente.


Una vez que hagas esto, te invito a comprometerte a nunca acostarte antes de dormir con algún pensamiento o emoción negativos. Cada que notes esto, hazte cargo de tus emociones y haz lo que tengas que hacer para convertirlas en emociones positivas y relaciones sanas.



78 vistas1 comentario
Derechos reservados ©2019, Michel Domit Gemayel | Aviso de Privacidad
Suscríbete al newsletter